Ocio

Repunte de juego en línea en Pennsylvania insuficiente en pandemia

March 11, 2020

A pesar del repunte del juego en línea, la contingencia por el COVID-19 le cuesta al Estado millones de dólares en recaudación de impuestos por apuestas.

 

No es de sorprenderse que el brote de COVID-19 causó que los ingresos de marzo de apuestas deportivas y de casino en Nueva Jersey y Pensilvania se vieran afectados. Sin embargo, a diferencia de la mayoría de los otros estados que permiten el juego, los dos estados del Atlántico medio pudieron compensar algunas de sus pérdidas a través de juego en línea.

El juego en línea de Nueva Jersey Pennsylvania

 

El gobernador de Nueva Jersey, Phil Murphy, verá que el presupuesto del estado obtendrá $ 9.7 millones en impuestos de casino correspondientes a marzo. Pero el cierre de COVID-19 condujo a que los casinos minoristas y las casas de apuestas ofrecieran casi  $12 millones de dólares menos en ingresos fiscales que en marzo de 2019.

Los ingresos anuales en los casinos físicos de Nueva Jersey cayeron un 61.7 por ciento en marzo, ya que los nueve lugares con licencia del estado en Atlantic City registraron ingresos de solo $ 85.5 millones. Eso es de acuerdo con la División Estatal de Control de Juegos.

El vecino de Nueva Jersey al oeste informó una pérdida similar del 61 por ciento el mes pasado en sus 12 casinos con licencia estatal. La Junta de Control de Juegos de Pensilvania informó que los ingresos combinados para tragamonedas y juegos de mesa equivalieron a solo $ 120.7 millones durante el mes.

Ambos estados emitieron órdenes de cierre para sus casinos hace un mes, y seis casinos de Pensilvania cerraron voluntariamente antes del cierre ordenado por el gobernador Tom Wolf el 17 de marzo. El gobernador de Nueva Jersey, Phil Murphy, emitió la directiva de su estado vigente la noche anterior.

Incluso antes del cierre, el tráfico en los casinos de los estados se redujo precipitadamente, ya que muchos se mantuvieron alejados de los casinos y otras grandes áreas de reunión pública por temor a contraer el coronavirus.

El brote también causó cierres y suspensiones sin precedentes de importantes eventos deportivos profesionales y universitarios.

Las casas de apuestas de Pensilvania vieron caer su manejo colectivo en casi $ 200 millones desde febrero, ya que obtuvieron solo $ 131.3 millones en apuestas.

Nueva Jersey reportó un manejo de apuestas deportivas de solo $ 181.9 millones para marzo, una caída del 52 por ciento respecto al año anterior. Los ingresos cayeron un 58,4% respecto al año pasado, ya que las casas de apuestas deportivas y las aplicaciones móviles reportaron ganancias de solo $ 13.2 millones el mes pasado.

Los impuestos en línea no cubren las deficiencias

Los ingresos de juegos en línea de Nueva Jersey en marzo se dispararon en un 65.6 por ciento respecto al año anterior. Las aplicaciones móviles con licencia recaudaron $ 64.8 millones, un aumento de $ 25.1 millones desde marzo de 2019. Eso ayudó a mantener al juego en línea en el estado en una marcada tendencia ascendente.

Para el año fiscal 2020, las aplicaciones de juego en línea del estado han producido $ 171.9 millones, en comparación con los $ 104.5 millones que generaron durante los primeros nueve meses del año fiscal 2019.

En marzo, los casinos en línea de Nueva Jersey produjeron $ 9.7 millones. Eso fue $ 3.6 millones más que el año pasado. Sin embargo, los impuestos estatales de apuestas deportivas y casinos minoristas cayeron en $11.8 millones de dólares desde marzo de 2019 hasta el mes pasado.

Pensilvania, que acaba de incursionar en el juego en línea el verano pasado, reportó $24.3 millones de dólares en ingresos de sus licenciatarios. Eso generó $8.6 millones en impuestos para las comunidades estatales y locales.

Mientras tanto, los ingresos fiscales de las máquinas tragamonedas y juegos de mesa de Pensilvania cayeron en $67.5 millones desde marzo de 2019, con solo $ 50.5 m

You Might Also Like